¿Perú país minero?

La coyuntura actual del Perú, considerado país minero, que enfrenta conflictos sociales en todo su territorio, por causa de la gran minería. El Perú gobernado por dirigentes de demostrada ineptitud y corrupción nunca conocido, duda de su larga historia.
Huancavelica la madre de todas las minas
El cerro de Huancavelica, el depósito de mercurio (Hg) más grande de América, la minería intensiva del mercurio abarca los últimos 3500 años. FOTO: DESDE LA MINA DE HUANCAVELICA. CORTESÍA: CANVA MINE.
Jhony Fernandini Muñoz

Jhony Fernandini Muñoz

Consultor en Muñoz Fernández & Abogados Asociados s.a.c.

El 15 de agosto de 1955 Julio Espejo Núñez descubrió en Huancavelica distrito de Yauli, un sitio al que se refería como “Orc concancha”, llamado actualmente Atalla, allí encontró un frasco lleno de pigmento de cinabrio en polvo, conocido como bermellón y traducido al quechua como “Puca llimpi”, este material fue altamente valorado en los Andes peruanos durante el largo periodo prehispánico (Burger y Matos Mendieta 2002).

El puca llimpi se ha recuperado en asociación con una serie de artefactos arqueológicos, que abarcan desde las primeras sociedades andinas como: Gramalote (Trujillo), Pacopampa, Kuntur Wasi, Chavín de Huántar, Paracas y Señora de Cao, hasta la última civilización andina conocida como los Incas.

¿Pero de dónde salió ese puca llimpi o pigmento cinabrio?

De La Mina, el cinabrio es un mineral (HgS) que sale en tierra y piedra, luego de ser molido y lavado de las impurezas, queda un polvo colorante de color rojo de excepcional calidad. Muchos años después de aquel legendario descubrimiento, de Julio Espejo Núñez, ese frasco de cinabrio, La Mina de Huancavelica y los nuevos descubrimientos arqueológicos en Perú, crearon la suficiente curiosidad, que dio inicio a una arqueología científica sin precedentes en la historia del Perú.

Mineral y Minería en Perú, mineral de cinabrio en Perú.
Huancavelica el yacimiento minero más grande de américa de mineral cinabrio, de donde se obtiene el mercurio (Hg), conocido por los españoles como Azogue, tiene una historia más amplia de lo que muchos piensan. FOTO: MINERAL CINABRIO CORTESÍA CANVA MINE.

Tras la pista del cinabrio de Huancavelica

En 1970 Georg Petersen publica su obra “Minería y Metalurgia en el Antiguo Perú”, este libro es un gran aporte por su conocimiento de geología y sobre el uso de los minerales por los antiguos peruanos, Petersen menciona evidencias arqueológicas sobre el uso del cinabrio y dice que La Mina de Huancavelica, es la única que muestra evidencias de una explotación prehispánica.

En el año 2009 Coolin A. Cooke publica un artículo de investigación “Más de tres milenios de contaminación de mercurio en los Andes peruanos”; llegando a la conclusión inequívoca que: “La minería intensiva de mercurio (Hg) en Huancavelica, comenzó en 1400 a. C. y demuestra la existencia de una poderosa industria minera en Huancavelica, que abarca los últimos 3.500 años (Cooke y otros 2009).”

Richard Burger, un arqueólogo especializado en el surgimiento de la civilización en los Andes centrales, y Coolin A. Cooke, iniciaron en 2011 un proyecto de colaboración de la Universidad de Yale, con el objetivo de esclarecer la fuente del cinabrio a través del estudio de isótopos del mercurio (Cooke, Hintelmann, y otros 2013), de esa fructífera colaboración surgió un estudio que marca un hito en la larga historia de Huancavelica:

Gabriel Prieto de la Universidad Nacional de Trujillo, publica en 2016 “La fuente, el procesamiento y el uso de pigmento rojo a base de hematita y cinabrio en Gramalote, una comunidad marítima del período inicial (1500 –1200 a. C.), costa norte del Perú”, llegando a la conclusión:

El análisis isotópico determinó que el pigmento de cinabrio provenía de un mineral que había sido extraído del depósito geológico de cinabrio en Huancavelica, situada a 4300 msnm y unos 730 kilómetros al sureste de Gramalote (Trujillo), es la primera evidencia arqueológica de la explotación de la zona minera de Huancavelica y la distribución de larga distancia del pigmento rojo de cinabrio “(Prieto, y otros 2016).

Pigmento de cinabrio, Huancavelica tierra de minería.
El pigmento de cinabrio "Puca llimpi" fue muy valorado por las antiguas sociedades andinas, según los estudios más autorizados la minería del cinabrio comenzó en Huancavelica el 1400 a. C. una larga historia de minería. FOTO: PUCA LLIMPI. CORTESÍA: CANVA MINE.

Minería y conquista.

Entre el 1500 – 1400 a. C. los mineros de Huancavelica, organizados y eficientes, inician la extracción y transformación, almacenamiento y venta del mineral cinabrio (minería no metálica). Su producto el «puca llimpi» (pigmento rojo) es un material de alto valor emocional en los Andes. Esta industria se expande y Huancavelica empieza a exportar puca llimpi a lejanas sociedades del norte del Perú y más allá.

Es indiscutible que para esa empresa, se utilizarían primigenios senderos, en que caminantes junto a sus nobles Llamas (Lama glama), transportaban el codiciado «puca llimpi», entre otros productos de “exportación” (chuño, charqui, lana); siglos más tarde, los más poderosos señores que han gobernado estas tierras, llamados Incas, sobre esos primitivos senderos, construyeron una red de caminos que unió todo el Tahuantinsuyo, los Incas le llamaron Qhapaq Ñan, y es a día de hoy, el mayor éxito de ingenieria en toda la historia de la humanidad.

Consumada la invasión extranjera en 1533, La Mina de Huancavelica guarda silencio profundo, por nuestra instintiva repugnancia, que siempre manifestamos los indígenas, a “regalar” a los extranjeros los tesoros y secretos de nuestra tierra. Solo fue hasta el 1566, en una serie de “inexplicables sucesos” que la mina pasa al control español.

Aunque la historia reconoce a Amador de Cabrera el mérito del descubrimiento de esa fuente de inagotables riquezas, que él llamó “La Descubridora”, el hecho cierto, es que La Mina de Huancavelica venía siendo explotada durante 30 siglos antes de la llegada española, por los mineros huancavelicanos, que daban un uso racional y eficiente a sus recursos minerales y lo reconocen los propios invasores,  Juan de Solórzano y Pereyra (1575 – 1655), Jurista, Visitador y Gobernador de La Mina de Huancavelica (1617 – parte del 1618), y dio inicio al socavón nuestra Señora de Belén, en su libro “Política Indiana” (1647), nos da más luz sobre el asunto, y dice:

«Y es de advertir, que según pareció, por los muchos socavones antiguos, que junto a ella se hallaron, ya la habían labrado en su tiempo por muchos siglos los indios, pero no para sacar de ellas azogue (mercurio), que no le estimaron, sino solo el bermellón (Puca llimpi) con que se pintaban (…) que solo por lo referido se aprovechaban los indios de este metal (cinabrio), por la gran copia del que se halló junto a los arroyos, barrancas, o cochas donde le lavaban, de que los nuestros (los españoles) sacaron muchos millares de quintales de azogue, en los primeros años que estas se descubrieron (De Solórzano Pereira 1647)

Podemos y así lo hacemos, afirmar que: Si, el Perú es un país de mineros y minerales. Pero, también entendemos que:

Solo desde la posesión por parte de la corona española de La Mina de Huancavelica (1571); De la implantación de la minería a gran escala para el beneficio del azogue; De la vital importancia del azogue para la economía imperial; De la corrupción de los funcionarios imperiales, es cuando la milenaria mina de Huancavelica la madre de todas las minas, se ganó a pulso el infame apelativo de La Mina de la Muerte.

“Es el mineral de Guancavelica el primer cuidado de este gobierno, porque sin su azogue quedaría inútil el rico cerro de Potosí y todos los minerales del Reyno, y así se ha de atender siempre como a la primera importancia” — D. Melchor de Navarra y Rocafull, Duque de la Palata, Virrey del Perú 1681-1689.

Notas pie de página.

Georg Petersen: En 1979, se le dio la Orden Cruz Peruana al Mérito Naval y en 1983 se le dio la Gran Cruz de la Orden al Mérito por Servicios Distinguidos por el gobierno de Perú. Georg Petersen lidera la lista de los científicos alemanes que han hecho contribuciones excepcionales al conocimiento del pasado y del presente de Perú. En el año 2010 el libro de Petersen fue traducido al inglés por  William E. Brooks.

Si desea aportar al conocimiento de la historia, puede contactar con el autor Jhony Fernandini Muñoz en el email: jfm@qhapaq.com

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de Muñoz Fernández & Abogados Asociados s.a.c.

Audiencias

Asesoría & Defensa

Nuestro Estudio de Abogados también ofrece asesoría a nuestros clientes a través de los diferentes medios de conclusión temprana como el principio de oportunidad, acuerdos reparatorios y la terminación anticipada a favor de la víctima.

Asesoría en todas las áreas del derecho

Nuestra asesoría de abogados comprende: Negocios, bienes raíces, familia, propiedades, inmigración, criminalidad, bancarrota, tráfico, lesiones personales, protección al consumidor, inquilino y más: nuestro Estudio de abogados puede responder sus preguntas ahora.

Consulta sobre cualquier problema

Podemos ayudarlo cuando enfrenta un asunto de divorcio o custodia de un hijo, cuando le preocupa perder su negocio, cuando tiene una disputa de bienes raíces y necesita presentar una demanda, y cualquier otro problema legal que pueda solucionarse. Asesoría de abogados Muñoz Fernández & Abogados Asociados S.A.C.